728 x 90

Los seis pasos para obtener un amparo para sembrar y usar cannabis legalmente

Los seis pasos para obtener un amparo para sembrar y usar cannabis legalmente

Fabián Aguinaco, el abogado que interpuso el amparo de los miembros de SMART, platicó con Anticobertura y explicó los pasos para tramitar un juicio igual al de sus clientes, que permita la siembra y el auto consumo a aquellos que así lo deseen.

Después de que cuatro ciudadanos obtuvieron un amparo para cultivar y consumir su propia mariguana de forma recreativa, otros mexicanos consideran seguir la misma ruta legal y obtener su propio amparo para usar cannabis sin ser perseguido por la policía.

El 4 de noviembre pasado, los ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidieron que Fernando Torres Landa, Josefina Ricaño Bandala, Amando Santa Cruz González y José Pablo Girault Ruiz tienen derecho a decidir por sí mismos si consumen mariguana cuando lo deseen.

Los ciudadanos y miembros de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) tardaron dos años en conseguir el amparo, pero finalmente lograron que el poder judicial fallara a su favor.

Ante esta decisión de la Corte, otros mexicanos empezaron a preguntar cómo conseguir este beneficio, que actualmente sólo tienen los primeros quejosos.

Fabián Aguinaco, el abogado que interpuso el amparo de los miembros de SMART, platicó con Anticobertura y explicó los pasos para tramitar un juicio igual al de sus clientes, que permita la siembra y el auto consumo a aquellos que así lo deseen.

1.       Formular una solicitud  a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para el consumo y cultivo de cannabis. El documento debe explicar que el permiso es para siembra y auto consumo, no para comercialización y es de máximo dos cuartillas.

 

2.       El permiso será negado por la dependencia, ya que la Ley General de Salud y el Código Penal prohíben la siembra, el uso y la comercialización de esta planta.

 

3.       Una vez que ocurra esto, el interesado debe acudir al Juzgado de Distrito en Materia Administrativa, para impugnar los artículos 253, 237 y 245, que ya fueron declarados inconstitucionales, así como las características de la resolución de la Cofepris. Todo esto se basa en el derecho de derecho de petición que tienen los mexicanos y que está indicado en el artículo 8º Constitucional.

 

4.       Durante la evolución del juicio se debe probar que el consumo de mariguana no genera un daño mayor que el provocan otras sustancias y que el solicitante está haciendo uso de su derecho del ejercicio a la salud y a decidir por sí mismo.

 

5.       El caso llegará a la Suprema Corte de Justicia de la Nación pues siempre existirá una impugnación: si el juez en materia administrativa falla a favor del ciudadano, el Estado la refutará, y lo mismo ocurrirá si el juez niega el amparo al quejoso.

 

6.       Al llegar a la Corte, los jueces deberán discutir el caso, tal como lo hicieron con el anterior, y tendrían que otorgar el amparo.

 

Aguinaco aseguró que si el juicio y la solicitud tienen el mismo contenido que el primero, la resolución de la SCJN será la misma y fallará a favor de los quejosos, otorgando el permiso para cultivo y consumo.

En caso de que se acumulen cuatro casos distintos pero que tengan el mismo sentido, la Corte tendrá que establecer la jurisprudencia. Esto significa que la resolución se aplicará a todos los mexicanos y cualquiera podrá consumirla de manera lúdica.

El abogado nos contó que ya varias personas les han llamado para consultar cómo se debe interponer el juicio de amparo. El 4 de noviembre, un joven le preguntó que si podía hacer el trámite para un club de fumadores y le dijo que sí, que es válido.

Además, la Cofepris reveló la semana pasada que otro grupo de seis ciudadanos envió su solicitud para consumir cannabis.

“No es una cuestión moral de bueno o mala es decisión de ejercicio de libertad que o tiene que tener una calificación moralista. Cuando se ejerce la libertad, no puede estar tachada por prejuicios morales”, añadió el abogado en la entrevista telefónica.

Y si bien el primer juicio les tomó dos años porque uno estuvo congelado en la Corte, esperando a que alguien lo discutiera, Aguinaco espera que los siguientes se resuelvan en máximo un año, porque ya existe un precedente.

Lo único que no nos pudo decir el abogado es el costo del amparo, ya que su bufete de abogados no cobró nada por este proceso pues lo hicieron por un compromiso con la sociedad.

Comentarios

Recomendamos

Lo último

Lo más visto

Reporteros